de fisioterapia
ciclismo     running     entrenamiento     fisioterapia     nutrición     psicología

Estira y Recupera

Los mitos son aquellas creencias que la mayoría de la gente tiene en mente y que se han convertido durante años en vox populi. En el mundo de la nutrición, la salud y el entrenamiento personal en general existe una gran bolsa de mitos a la cual recurrimos cada martes y explicamos uno de ellos.

 

Ya sea para bien o para mal, intentamos aclarar las dudas que muchas personas traen al blog con sus comentarios.

Hoy vamos a hablar sobre los estiramientos y su importancia en la vida de todo deportista, ya sea de élite o aficionado. La vuelta a la calma es una de las partes más importantes de todo entrenamiento.

 

Esta es el último momento y el cual vamos a intentar recuperar nuestro cuerpo en general, y más específicamente nuestros músculos, del esfuerzo al que lo hemos sometido durante una hora o más.

Mucha gente piensa que estirar justo después del entrenamiento ayudará a que nuestros músculos se recuperen antes del esfuerzo, a que las fibras musculares recuperen su elasticidad lo antes posible.

 

Sin embargo un estudio realizado en la Universidad de Milán ha determinado que no hay cambios significativos en los niveles de lactato en sangre (una medida que determina qué nivel de cansancio tienen los músculos) en la gente que estira tras el ejercicio.

Por otro lado podemos afirmar que el dolor muscular debido a las micro roturas de algunos músculos durante el ejercicio no va a ser sanado con los estiramientos, pero si es cierto que un buen calentamiento prevendrá de que estas micro roturas sean mayores y más dolorosas. Hacer las cosas bien después de un entrenamiento, cuando el cuerpo está todavía caliente, es la mejor manera de aumentar la flexibilidad de las articulaciones.

Así que no podemos afirmar pues que estirar tras el ejercicio físico vaya a reducir ni el dolor muscular ni vaya a recuperar nuestros músculos más rápidamente como se dice por ahí. Lo único recomendable es realizar un buen calentamiento sin forzar demasiado y estirar tras el ejercicio para prever roturas fortuitas por tener las musculatura aún tensa y hacer movimientos no aptos para unos músculos en ese estado.

Le llaman suerte, pero es constancia. Le llaman casualidad, pero es disciplina.

Le llaman genética, pero es sacrificio. Ellos hablan, tuentrenas.

tuentrenas

© 2018 by

Diseñdor web
tuentrenas
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon