de psicología
ciclismo     running     entrenamiento     fisioterapia     nutrición     psicología

Motívate y Triunfa

La motivación deportiva es aquel factor que te impulsa a continuar esforzándote, a ser constante, a no desfallecer, aunque el camino esté plagado de obstáculos. Esa es la gran diferencia entre una persona que logra todo lo que se propone y otra que se queda en el intento. En ictiva queremos que seas de los que alcanzan todas sus metas, por eso en esta página vamos a darte unos cuantos consejos para que no acabes tirando la toalla antes de tiempo.

Consejos para estimular la motivación deportiva

Visualiza la meta: la gran mayoría de personas que no consiguen motivarse, suele ser a causa de que no tienen una meta predefinida, de este modo andan dando tumbos sin un objetivo marcado.

 

Necesitas querer algo para llevarlo a cabo, visualiza tu objetivo y lucha hasta conseguirlo, es el modo perfecto para mantenerse motivado y activo.

Confía en ti mismo

Todo es posible si luchas al 100% y jamás te rindas. Ten en cuenta que la confianza en uno mismo es imprescindible para dar lo mejor de uno mismo. Si no confías en ti mismo, ¿Quién lo va a hacer? Como diría Muhammad Ali: “Piensa que eres el mejor y si no lo eres, fíngelo”.

Se constante

No busques escusas para quedarte en el camino, sobre todo si ya has recorrido en buen tramo. Piensa todo lo que te ha costado llegar hasta este punto y sigue esforzándote día a día. El trabajo duro siempre gana al talento, recuérdalo.

Cambia la rutina de ejercicios

Realizar siempre los mismos ejercicios durante un tiempo prolongado no te permitirá mejorar tu condición física, lo único que conseguirás es agotarte mentalmente. Así que, cada mes o mes y medio varia un poco los ejercicios de tu rutina de entrenamiento.

Descansa de vez en cuando

A veces es necesario desconectar un tiempo o unos días para volver con más fuerza, pero de todos modos no olvides tu meta a largo plazo. Saltarte un día el entrenamiento no hará que no consigas tu objetivo. Es preferible faltar un día o dos al mes, que ir 3 meses seguidos y acabar dejándolo.

Le llaman suerte, pero es constancia. Le llaman casualidad, pero es disciplina.

Le llaman genética, pero es sacrificio. Ellos hablan, tuentrenas.

tuentrenas

© 2018 by

Diseñdor web
tuentrenas
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon